¿Dónde esta la globalización?

De Nueva York a Bangalore, de Londres a Hong Kong y de Buenos Aires a Tokio, las redes globales han creado la ilusión de un mundo sin fronteras. Este discurso que ha ‘aplanado’ la tierra se consolida en el texto de Thomas Friedman La Tierra es Plana, que afirma que la globalización permite la interconexión y la creación de una sola red global. Con eventos más recientes como la guerra de impuestos entre China y Estados Unidos y la rápida expansión del COVID-19 el mundo parece nivelarse mediante los flujos de personas y capitales que difuminan las fronteras. Sin embargo, esta ilusión de principios de siglo se ha ido desgastando, dando lugar a diversos teóricos que cuestionan la afirmación de Friedman y vislumbran un mundo desigual. Partiendo de este antagonismo, el propósito de este ensayo es exponer como la globalización se ha concentrado en centros estratégicos creando una falsa percepción de un mundo globalizado. Para esto, en primer lugar, se expondrán las definiciones generales de globalización. En segundo lugar, se expondrán las críticas y cuestionamientos hacia a el discurso dominante desde la comprensión de la ciudad global y el desarrollo desigual. Por último, se ejemplificará situaciones que nos permiten observar un mundo desnivelado.   

Partiendo de la observación y descripción de la ciudad de Bangalore en India, Thomas Friedman afirma que la globalización esta aplanando el terreno mundial y permite a todo el mundo competir en igualdad de condiciones (Friedman 2006, 17). Friedman incorpora en su análisis elementos como la subcontratación, las redes de comunicación, los flujos de personas y la tecnología como parte del fenómeno que el denomina Globalización 3.0. Sin embargo, él considera que esta tercera generación de globalización del nuevo milenio que, “aplana y encoge el mundo, cada vez más estará impulsada no ya por individuos en general sino por un conjunto más variopinto de individuos de todos los rincones de esta Tierra plana” (Friedman 2006, 20). Así mismo, Marshall McLuhan popularizó d el término ‘aldea global’ para definir a la globalización como un espacio que anula la importancia del Estado-nación y es el mero resultado de la interconexión y las interacciones de los individuos en una sola red global (O’Byrne & Hensby 2011, 18). Así mismo, el acontecimiento más importante de este siglo, el COVID-19, ha hecho evidentes las costuras de la globalización y como las cadenas de producción están interconectadas a nivel global (Goodman 2020). Pero ¿son estos argumentos una muestra de que la Tierra es totalmente plana o es que el discurso dominante de la globalización se ha consolidado de tal forma que estamos bajo la ilusión de un mundo aplanado? 

David Harvey nos ofrece una contraposición a la visión de la Tierra plana de Friedman. Harvey plantea que desde 1970 ha empezado la competencia por el establecimiento del mejor sistema para alcanzar el desarrollo. Es así como los estados exitosos, que no se desarrollaron bajo condiciones neoliberales, imponen dicho imaginario en otros territorios reforzando la idea las ventajas comparativas y el capitalismo (Harvey 2005, 88). Harvey retoma la crítica de André Gunder Frank hacia los planteamientos de David Ricardo para explicar la irregularidad del desarrollo mundial. En los setentas, Gunder Frank (1971, 112) ya advertía que, “si en realidad este intercambio comercial pudiera generar ventajas mutuas sería posible que unos países se hubieran enriquecido y que otros se hayan empobrecido.” Desde esta estructura de explotación, los autores coinciden en que mientras ciertos espacios se desarrollaron lo hicieron a costa de otros. El discurso de la integración económica que acompaña a la globalización parece haber construido un imaginario dominante de igualdad de condiciones que no se resuelve en la práctica. 

Saskia Sassen desde el estudio de la economía política y la geografía, introduce el concepto de la ‘ciudad global’ como localidades que concentran poder económico, inversión inmobiliaria y telecomunicaciones a grandes escalas (Sassen 1991, 38). Sassen pone en cuestionamiento al discurso dominante de la globalización que resalta Friedman y refuerza las ideas de Harvey y Gunder Frank de las geografías desiguales. Sassen introduce una nueva complejidad a ‘la ciudad global’ recalcando que internamente esta también genera desigualdades. Profundizando la comprensión de la estructura de los centros y márgenes dentro la ‘ciudad global’ propuesta por Sassen, se puede señalar algunos ejemplos de jerarquías de desigualdad e invisibilización. Por un lado, las zonas urbanas hiperdegradas mas conocidas como Slums. Los Slums son paisajes dentro de las mismas ciudades que carecen de acceso a medidas sanitarias y a agua potable, carecen de seguridad respecto a la propiedad y se encuentran expuestas a otras amenazas. Los Slums, ponen en evidencia que el paisaje global que predomina no es una tierra plana sino es una pobreza centralizada en los barrios hiperdegradados que construyen un planeta de ciudades miseria que se compone por tercio de la población global urbana (Davis 2004, 11). 

Esta desnivelación se puede evidenciar en acontecimientos más contemporáneos que nos invitan a repensar la globalización. Las fronteras no se están difuminando y esto es evidente en las guerras comerciales entre las grandes potencias económicas. El aumento de impuestos y la resistencia de Estados Unidos a la entrada de China a sus mercados lo demuestra (Zakaria, 2017). Es evidente que ciertos países no están dispuestos a dejar el nacionalismo de lado a cambio de la participación en la cadena de producción mundial. Así mismo, el COVID-19 ha puesto en evidencia la fragilidad del discurso de la interconexión de individuos y el mundo aplanado bajo dos circunstancias principales. En primer lugar, la pandemia ha provocado resistencia al flujo libre de personas lo que atenta contra la idea de una ciudadanía global (Goodman, 2020). En segundo lugar, la fragilidad del discurso dominante atenta contra la concepción de la tierra plana y de la igualdad de oportunidades en tanto la pandemia ha demostrado una división clara entre las localidades que poseen la capacidad de afrontar las consecuencias de la pandemia y otras que no están preparadas para absorber sus efectos (Goodman, 2020).  

Desde la crítica de autores como David Harvey, Saskia Sassen y André Gunder Frank podemos evidenciar como la globalización es un imaginario que no solo ha creado la falsa ilusión de un mundo sin fronteras, sino también, ha generado desigualdades internas dentro de las mismas ciudades globales. Es así como eventos contemporáneos como el COVID 19 han mostrado las falencias de la globalización y nos han permitido vislumbrar un mundo desigual. Pues, no todos los individuos están interconectados, no todos pertenecen a lo global, como muestran los autores, los individuos interactúan de formas diferentes con lo global y no todos acceden a los mismos espacios ni mucho menos participan activamente de la globalización. Por lo tanto, es importante comprender a la globalización desde las diferentes corporalidades e identidades que componen la diversidad del mundo.  

Bibliografía:  

Benítez, Jose. 2010. “La ciudadanía cosmopolita de Martha Nussbaum.” Revista Internacional de Filosofía no.3: 343-354.  

Caggiano, Sergio y Ramiro Segura. 2013. “Migración Fronteras y desplazamientos en la ciudad. Dinámicas de la alteridad urbana en Buenos Aires.” Revista de Estudios Sociales 48: 29-42.  

Davis, Mike. 2004. “Planeta de ciudades-miseria.” pp: 5-35. 

Frank, André Gunder. (1971). “Hacia una teoría histórica del sub-desarrollo capitalista en Asia, África y América Latina.” Revista de la Universidad Nacional, 109-119. 

Friedman, Thomas. (2006). La Tierra es plana. Ediciones Martínez Roca.  

Goodman, Peter S. 2020. “A Global Outbreak Is Fueling the Backlash to Globalization.” The New York Times, marzo 5, 2020. https://www.nytimes.com/2020/03/05/business/coronavirus-globalism.html 

Harvey, David. (2005). “Uneven Geographical Development.” In A Brief History of Neoliberalism. Oxford University Press.  

Irfan, Umair. 2019. “Greta Thunberg is leading kids and adults from 150 countries in a massive Friday climate strike.” Vox, septiembre 20, 2020. https://www.vox.com/2019/9/17/20864740/greta-thunberg-youth-climate-strike-fridays-future 

O’Byrne, Darre y Alexander Hensby. 2011. “Globalization: the global village.” In Theorizing Global Studies, 10-32. London: Red Globe Press. 

Sassen, Saskia. 1991. “La ciudad global: emplazamiento estratégico, nueva frontera.” 1-5.  

Zakaria, Fareed. 2017. “Everyone seems to agree globalization is a sin. They’re wrong.” The Washington Post, January 19, 2020. https://www.washingtonpost.com/opinions/everyone-seems-to-agree-globalization-is-a-sin-theyre-wrong/2017/01/19/49bded68-de8b-11e6-918c-99ede3c8cafa_story.html 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s